Los nueve hábitos que realizan las personas exitosas. ¿Cuántos haces tú?

Aristóteles dijo: “Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito”.

Y aunque podría parecer algo sacado de un libro de historia, hay muchos ejemplos contemporáneos de personas exitosas que han llegado hasta donde están gracias a sus hábitos.

El ejemplo es poderoso. Si quieres ser exitoso, debes saber qué hacen las personas que tienen éxito. Estos son nueve hábitos que Jeff Bezos, Mark Zuckerberg y otras personas reconocidas por su éxito ponen en práctica día tras día para lograr la excelencia.

  1. Las cosas importantes primero

La gran característica de las personas exitosas es que valoran su tiempo. Por eso, sus hábitos se basan en la idea de que el tiempo hay que aprovecharlo al máximo.

Una de las maneras en la que Jeff Bezos lo hace es agendar las cosas importantes al comienzo del día. ¿Cuán temprano? Tan temprano como antes del almuerzo, cuando él y quienes lo acompañan en sus actividades tienen energía y disposición. Un evento de caridad, una reunión, una entrevista: todo lo prefiere en horas de la mañana.

De esta manera, prioriza lo importante sobre lo urgente o lo imprevisto: así siempre habrá tiempo durante el resto del día para resolver asuntos ordenados según su importancia, incluso lo más urgente.

  1. Despertar temprano

Tim Cook, CEO de Apple, se considera a sí mismo un “ave mañanera”: se despierta a las 3:45 de la madrugada. Mary Barra, CEO de General Motors, está en su oficina tan temprano como las 6 de la mañana, lo que implica que se despierta bastaste antes. Howard Schultz, el nombre más prominente de Starbucks, se levanta a las 4:30 para pasear a su perro y, por supuesto, prepararse una taza de café.

El millonario Richard Branson y el CEO de Disney, Robert Iger, también se levantan temprano. Y aunque no es una fórmula que funcione para todos (Jeff Bezos se levanta con la luz del sol), que tantas personas exitosas lo hagan no puede ser una casualidad.

Despertar temprano los libra de ciertas distracciones (correos, teléfono) y les brinda tranquilidad para dedicarse a ciertas actividades que les dan paz o para disfrutarlas mejor en solitario. Algunos aprovechan este tiempo para leer, otros para ejercitarse, meditar o incluso pasear a sus mascotas.

  1. Dormir lo suficiente

Si bien es cierto que muchas de las personas exitosas se despiertan temprano, una de las claves de su éxito es que duermen lo suficiente.

No, no trabajan hasta la medianoche para luego despertar temprano: la mayoría descansa entre siete y nueve horas al día. Y como se trata de hábitos, suelen dormir y despertar siempre a la misma hora.

Bezos no utiliza despertador: se despierta naturalmente con el sol de la mañana, pero siempre sabe a qué hora dormir, mientras que Sheryl Sandberg, la COO de Facebook, tiene otra costumbre: siempre se acuesta alrededor de las 9:30 de la noche, la misma hora a la que manda a sus hijos a la cama.

  1. Meditar

Arianna Huffington, cofundadora de Huffpost (antiguamente llamado Huffington Post), uno de los medios digitales más leídos del mundo, medita desde que es adolescente. Para ella la meditación guiada le ayuda a enfocarse al principio del día y a relajarse al final de su jornada.

Pero ella no es la única persona exitosa que medita para encontrar relajación, foco, energía y sabiduría. El empresario de la música Russell Simmons; Oprah, la magnate de los medios y primera mujer multimillonaria en la era moderna; y Jeff Weiner, CEO de LinkedIn: todos meditan en algún momento del día.

Arianna Huffington prefiere una meditación guiada que le ayude a enfocarse en su respiración y sus pensamientos, mientras que Oprah medita libremente: solo necesita un poco de música.

  1. Leer (mientras más, mejor)

Muchas personas exitosas tienen a la lectura como una de las actividades más importantes. Sin importar si están en el sector bursátil, el entretenimiento, la tecnología o los deportes, la lectura les ayuda a expandir sus horizontes y aprender nuevas cosas o lecciones de vida de otras personas. Además, es un excelente ejercicio para el cerebro.

Mark Zuckerberg ha declarado que entre sus retos personales está leer un libro cada dos semanas, 24 al año.

Elon Musk, el visionario magnate que ideó la primera empresa privada en organizar viajes al espacio, dice que lee hasta cuatro horas por día cuando su agenda se lo permite. Warren Buffet dice que leer es el hábito que ha impactado más profundamente su vida.

¿Qué leen? Para su libro Change your habits, change your life, Tom Corley entrevistó a 177 personas exitosas en diferentes negocios que se hicieron millonarios a pesar de haber nacido en hogares pobres o de clase media. El 88% dice que leer autobiografías es lo que más les ha impactado, aunque también leen libros de autoayuda, mindset y títulos relacionados con su área de trabajo.

  1. Establecer metas concisas

Por definición, la ambigüedad y las vagas definiciones no calzan con lo que puede ser considerado como éxito. Es difícil imaginar a Steve Jobs trazándose la meta de “crear un buen dispositivo” a secas y toparse con el iPhone por accidente.

Al contrario, Jobs se trazó la meta de crear el mejor dispositivo que haya existido. Al darse cuenta del potencial del iPod, decidió poner en él una antena telefónica: así nació el primer iPhone, considerados por muchos como el primer smarthphone. Establecer una meta concisa lo llevó al éxito y también a cambiar el mundo.

Otro ejemplo es Warren Buffet, quien pone por escrito sus metas monetarias anuales y trimestrales para siempre saber exactamente lo que busca en el mercado.

  1. Ejercitarse es primordial

Ni el éxito ni el dinero se pueden cambiar por la salud. Muchas personas exitosas lo saben y por ello priorizan su salud. Un gran ejemplo de ello es Mark Cuban, el empresario millonario y juez del famoso programa Shark Tank. Mark tiene una rutina de una hora de cardio seis días a la semana.

Jeff Bezos hace tiempo en la semana para su rutina de ejercicios. No está claro exactamente lo que hace ni cuánto tiempo le dedica, pero él dice que es esencial para su vida.

  1. Visualizar

Parte de los hábitos de muchas personas exitosas es visualizar su éxito. Cuando Oprah se dio cuenta de que su programa estelar algún día se quedaría corto para sus aspiraciones de impactar vidas, comenzó a visualizar la mejor manera de hacerlo.

Hoy, su canal OWN (Oprah Winfrey Network) es uno de los más vistos por la población afroamericana de los Estados Unidos.

El actor y cantante Will Smith comparte con Oprah este hábito. Will dice que siempre se consideró uno de los mejores actores de Hollywood, incluso cuando nadie lo conocía. Hoy cuenta con múltiples nominaciones a los premios Oscar y a los Globos de Oro.

  1. Proactividad

Acerca de este hábito podría teorizarse mucho. En este caso lo utilizaremos con la sencilla definición de “tomar la iniciativa”. El éxito no choca contra las personas, tampoco es un lugar al que se llega: es un camino que se construye día a día. Y, como tal, requiere actuar.

Mark Zuckerberg y Jeff Bezos trabajan con paradigmas desconocidos, crean nuevos modelos de negocio, inventan nuevas aplicaciones tecnológicas y modelan el mundo. Sus campos de trabajo requieren estar en movimiento; actúan y toman la iniciativa en sus negocios y en sus vidas.

Richard Branson fundó Virgin Group y comenzó a identificar oportunidades. No se limitó a un solo sector económico: el negocio de Virgin incluye aerolíneas, música, telefonía y muchos otros sectores. Y cuando Branson ve una causa por la cual vale la pena luchar, se suma a ella sin reparos.

Así organizó en 2019 el concierto Venezuela Aid Live para ayudar a los venezolanos que sufren la crisis humanitaria de su país. También es embajador de desarrollo digital para las Naciones Unidas y en el 2013 instó a otros empresarios a boicotear una ley antihomosexualidad en Uganda. Él es proactivo con las causas que considera justas.

Estos nueve hábitos han forjado la vida de estas personas exitosas. Al priorizar lo importante gestionan mejor su tiempo; despertar temprano les permite cumplir una rutina exitosa; la lectura les nutre la mente, mientras que ejercitar su cuerpo les da concentración y mejor calidad de sueño.

No han llegado donde están por casualidad: estos son sus secretos. Ponlos en práctica y crea tu propia mezcla para el éxito.